lunes, 9 de noviembre de 2009

aló mi amor... si estoooy wiiii!!

Me enteré que estaba embarazada por 4ta vez (pero 2do bebé que tendré) justo el día que mi hijo cumplía 7 años.
Las sensaciones de un nuevo embarazo me tenían confundida y llorando a mares. El traer otra vida al mundo me llenaba de confusión sobretodo porque hace unos meses yo había decidido no tener más niños, pero así pasa, escúpe al cielo y te caerá en la cara.
Claro que cuando una se entera que está embarazada, tiene dos opciones, decidir tener al bebé o decidir no tenerlo y tener las opciones lo hace más difícil, por que si yo fuera de esas mujeres chapadas a la antigua que se embarazaban y creían que su única opción era tener al niño y es así como terminaron de madres de 5, 6 niñ@s algunos no deseados, etc... yo por mi lado, tengo en claro que si es que no quiero tener otr@ hij@ tengo la posibilidad de ir a una de esas clínicas clandestinas y terminar con ello rápidamente.

Y dudé por muchos días... callé y reflexioné sobre traer a otro ser humano a mi vida, pensé en las difultades económicas que estamos pasando ahora con mi novio y pensé también en como habíamos planeado tantas cosas como un trío.
Estamos tan orgullosos de cuan independiente es mi Benja, que sabemos que junto a él podemos ir a cualquier lado, hacer cualquier cosa, que somos un grupo que se puede y se sabe defender.
¿Pero y que vamos a hacer con un bebé? Todo cambia... todo cambia...

Una noche llevé al Benja a dormir y me quedé mirándolo mientras caía profundamente dormido.
Miraba su carita de niño, tan tierna, tan hermosa, y comencé a recordar las cosas maravillosas que él ha traído a mi vida, como gracias a él, soy la persona que hoy soy.
Como a pesar de todo, cuando pongo las cosas buenas y malas que vinieron con él en una balanza, siempre, siempre ganan las buenas.

Y es que un hijo lo cambia todo... Pero cambia todo para bien. Y fue ahi, en ese momento, cuando decidí que quería ser mamá otra vez. Que el pequeñín que llevaba dentro sería bienvenido a mi vida y a la vida de quienes están cerca...

Así empieza esta nueva aventura. LA Gaby ahora doble mamasita.

2 comentarios:

chavo.lopez dijo...

Gabicita sabias palabras, lindos sentimientos, increibles amores, que el niño que viene "con la palanqueta bajo el brazo" enseñe a este mundo cuán increible es la vida, más allá de cualquier contexto, más allás de cualquier política, nás allá de cualquier plan. Ellos viene a enseñarnos de nuevo el mundo, ¿Quién sabe ser padre antes de tener un hijo?, Y quién sabe que un segundo es perfecto ¿si no ha tenido el primero?. Mil bendiciones a esa familia... Con Amor para que el mundo gire

Gabriela Bowen dijo...

Felicidades tocaya de parte del pelilargo y por supuesto miass!!! Qué hermooso un bebé:D Espero poder conocer al bb cuando vaya para allá, tengo años que no te veo :D y esto se merece un reencuentro.
Bks