miércoles, 11 de noviembre de 2009

welcome to the dark side... of pregnancy

Y es que no todo es emoción y belleza... noooo.
El embarazo también tiene su lado oscuro: Los estragos, que en mi caso se reducen a uno sólo, me he convertido en una bomba vomitiva. Me despierto todas las mañanas con nauseas y tengo que correr al baño y pasar ahi muchos, muchísimos minutos de mi mañana con la cara abajo y vomitando babas y bilis.
El sabor agrio de bilis siempre se queda en la lengua y como un agriesito carraspero en la garganta, es horroroso.

Supuestamente se acaban al cumplir los 3 meses... El lunes cumplo los 3 meses... veamos que pasa.

1 comentario:

Tofu - sensei dijo...

¿Ya te comenté lo de la capacidad antiemética del gengibre?
...creo que sí lo hice. En fin, mantente bebiendo infusiones de esa raíz para que te mejoren los síntomas.
Un besote, bebé, que ya te tengo re-enlazada (más bien actualicé tu link).